Decorar la habitación del bebé en 5 pasos

Decorar la habitación de vuestro bebé supone todo un proceso que requiere mucha atención, planificación y horas. Dado que el orden de los factores en este caso sí puede determinar el resultado, en este artículo os proponemos un orden de decisión en 5 pasos que os va a ser útil para tomar las decisiones acertadas en el momento oportuno. Empezamos!

Pronto nacerá vuestro hijo/a y habéis consultado multitud de catálogos y sopesado unas cuantas opciones. Navegáis en un inacabable mar de colores, motivos, muebles, y resulta que hay tantos como gustos y estilos, así que perder el norte es relativamente fácil.

Algo de orientación es altamente necesaria, así que nuestros primeros pasos incluyen preguntarnos un par de cosas:

1.- Cómo es la habitación?

Pese a que no pueda parecerlo, es uno de los pasos más importantes, ya que la observación del espacio que vais a decorar puede determinar en gran medida vuestra decisión posterior: la habitación es pequeña? Luminosa? Es luminosa sólo en determinados momentos del día, o la luz que entra ilumina sólo una parte de la habitación, dejando otra siempre más oscura?

Es indispensable hacerse estas preguntas previamente, ya que todas la habitaciones tienen características distintas y conviene tenerlas en cuenta para evitar tener que hacer cambios de última hora.

Características de la habitación que se pueden “corregir” mediante el uso del color y que por tanto deteminan en parte su elección:

  • Si la habitación es pequeña: indispensable el uso de colores neutros – blanco, cremas, tostados, gris claro – en las paredes ya que contribuyen a agrandar el espacio.
  • El uso del blanco o tono más claro al de las paredes aplicado en el techo ayuda a dar la sensación de altura.
    • Dado que es indispensable que el espacio transmita armonía y calidez, conviene que le demos unos toques de alegría y color a la habitación ya que el exceso de tonos neutros, especialmente en espacios con poca luz, puede transmitir frío.
  • Si la habitación tiene poca luz: se recomiendan tonos cálidos como el amarillo o naranja suaves.
    • Puesto que estos colores son vibrantes y enérgicos, incluso en sus variantes más claras, seria necesario combinarlos con un tono de la misma gama más claro o un blanco, crudo o gris perla.
    • Quizá no en todas las paredes entra la misma luz a lo largo de día, por lo que conviene que tengáis este factor en cuenta para jugar con los colores en la habitación.

Es importante tener en cuenta que siempre es más fácil adaptar el tono de las paredes al color de los muebles, telas y complementos de decoración que al revés, así que pese a que el tamaño e iluminación de la habitación son factores indispensables en los que pensar, no son los únicos:

2.- Cómo son los muebles, y cómo estarán colocados?

Este factor depende tanto de cómo esté distribuida la habitación (posición de ventanas, radiadores, puerta, enchufes, etc.) como de vuestra situación: es vuestro primer bebé, o en la habitación va a descansar más de uno? Aprovecháis algún mueble, o van a ser éstos comprados? La habitación va a ser a largo plazo o es provisional?

Si bien los muebles básicos son la cuna, el cambiador y el armario, si el espacio y economía os lo permite podéis incorporar todo tipo de muebles accesorios, como una silla para la lactancia, lámparas de pie, estanterías, y un largo etcétera de muebles existentes hoy día en el mercado.

  • Aparte de un dibujo básico de la planta de la habitación, una buena idea para lidiar con medidas y distribución es cubrir las paredes con papel de periódico de la medida de los muebles, para haceros una idea del tamaño de mueble que necesitáis y de cómo se llena el espacio.

Después de esta fase de planificación, toca escoger los muebles. Una estrategia que se suele aconsejar en este punto y que ayuda a orientar es:

3.- Escoger el elemento en el cual se va a centrar la decoración de la habitación.

  • Se recomienda escoger un mueble, ya que por regla general, las cunas, armarios y demás, disponen de una gama de estilos y tonos muy específicos y en ocasiones escasos. Una opción muy común es añadir tiradores con formas y colores que den personalidad al mueble y que combinen con el resto de elementos.
  • Una decisión muy acertada es optar por muebles en tonos neutros. La atemporalidad de estos tonos los hace siempre combinables con todos los colores y estilos decorativos, y por tanto adaptables a múltiples cambios.
  • Si nos decidimos por tonos neutros en los muebles, la siguiente opción en la que fijarnos será en la de cortinas y alfombras: aunque podéis seguir con tonos neutros – dejando el color para los artículos de decoración -, el abanico de modelos suele ser más abierto: colores más vivos o incluso estampados (ositos, nubes, estrellas, etc.), una excelente alternativa.

Nuestro siguiente paso que va a suponer la diferencia entre una habitación y otra, y una habitación sencilla y una habitación con estilo:

4.- Personalizar los complementos decorativos.

En este caso, existen centenares de opciones con estilos muy distintos para todo tipo de artículos. Como bien sabéis, este punto es en el que en Dosy2 Bebé incidimos especialmente, ya que lo consideramos decisivo para dar a las habitaciones el toque de armonía, elegancia y calidez que los espacios de bebé necesitan.

La versatilidad de nuestros artículos los hacen muy combinables con todos los estilos y colores, ya sea el mueble, las nubes del estampado de la cortina, o el color rosa lo que escojáis para centrar vuestra decoración.

montaje_unpomo

La guinda del pastel? La personalización. El nombre que va a representar a vuestro hijo/a durante toda su vida. Incluso, qué mejor opción que centrar toda la decoración en el diseño del nombre? Con nuestros nombres de letra enlazada, motivos a añadir, letras individuales y colores a escoger, las combinaciones son infinitas.

5.- Decidir el color de las paredes

Ahora que ya tenéis todos los elementos escogidos es el momento de decidir – en base a las primeras observaciones y a los estilos de muebles, telas, y artículos de decoración – el juego de color de las paredes: dado que la variedad de pinturas, mezclas y combinaciones es tan amplia que podéis encontrar sin mucha dificultad, una combinación que se acomode a los elementos que ya tenéis.

Dado que cada color trasmite a los espacios sensaciones distintas y que existen múltiples alternativas para “vestir” las paredes, vamos a dedicar nuestros siguientes artículos a estos temas. No os lo perdáis!