Empieza la aventura! (I)

Dos. Primero érais dos. Y de golpe y porrazo fuisteis tres. O cuatro! A partir de ese preciso momento vuestro estado de ánimo se ve envuelto en un torrente de emociones: euforia, alegría, ilusión y un sinfín de sentimientos más que son la antesala emocional de una de las experiencias más intensas – si no la más importante – de vuestras vidas: la aventura de ser padres. Como en toda aventura que se precie, es de vital importancia cargar el equipaje. Y como donde caben dos caben tres (nunca mejor dicho), y como que por llenar que no quede, empezáis a…